Viviendo con Incertidumbre

Aunque parezca que vivimos el mismo día una y otra vez, la incertidumbre del futuro nos está dejando a muchos de nosotros sintiéndonos ansiosos.


Otro día, otra semana, casi otro mes. Un momento tan interesante e irritante de estar pasando ahora, pero viene un cambio en adelante, que es emocionante y aterrador, y hay monotonía más allá de la creencia que es aburrida. He escuchado personas describiendo sus vidas en este punto como Groundhog Day, de la película con Bill Murray. Pero por ahora espero que todos estemos en la misma página al menos entendiendo que a pesar de que este es un período desafiante, se pasara y podemos aprovecharlo al máximo, que no es asi?


También espero que al menos algunos de ustedes hayan comenzado a pensar en su nueva normalidad de nuestro último episodio. Yo pasé algún tiempo concentrándome en la mía y, aunque todavía no tengo una imagen completa, está empezando a caier en su lugar y, francamente, no siento que haya prisa aquí. Tenemos un largo camino por recorrer antes de que podamos ver cómo será el mundo exterior para los próximos años, así que definitivamente es un poco turbio imaginar cómo encajaremos en él.


La ansiedad sigue siendo el problema número uno que los participantes de nuestros talleres y clientes de coaching reportan. Como hemos discutido durante semanas, aunque hay muchos eventos externos que pueden causar estrés o ansiedad, mucha de esa ansiedad es porque a nuestras mentes no les gusta la incertidumbre y ciertamente estamos sentados en el charco más grande de incertidumbre que hemos experimentado.


La incertidumbre hace que el cerebro libere hormonas que generan miedo. Este es un mecanismo de protección que no ha evolucionado a medida que nuestros alrededores lo han. En estudios sobre incertidumbre, cuanto menos información tenían que seguir los sujetos, más irracional y errático eran las decisiones que tomaban. ¡Es un poco alarmante teniendo en cuenta cuánto no sabemos en este momento! Sin embargo, hay formas en que podemos anular las tendencias irracionales de nuestro cerebro y manejar incertidumbre de manera más efectiva.


Creo que necesitamos dos niveles de remedios para la incertidumbre. Uno para el golpe rápido e inmediato, y el otro para el golpe a largo plazo. Hay varios pasos simples de seguir para ayudarnos a mejorar como enfrentamos incertidumbres.


Sea amable con si mismo. No se castigue si su tolerancia a la imprevisibilidad es inferior a la

de alguien más. Recuerde que puede tomar tiempo para que se resuelva la situación estresante, y sea paciente consigo mismo mientras tanto.


Reflexione sobre sus éxitos pasados. Ha superado eventos estresantes en el pasado. Reflexione sobre lo que usted hizo durante ese evento que fue útil, y lo que le gustaría hacer de manera diferente esta vez.


Limite la exposición a las noticias. Mirar compulsivamente las noticias solo mantiene nuestros niveles de estrés altos. Evite las noticias durante los momentos vulnerables del día, como justo antes de acostarse, o en los días en que se siente particularmente triste, enojado o temeroso.


No crea todo lo que ve o escucha. Vivimos en un mundo nuevo cuando se trata de manipular al público.


Evita detenerse en cosas que no puedes controlar. Cuando surge la incertidumbre, muchas personas inmediatamente imagina los peores escenarios. Salga del hábito de reflexionar sobre eventos negativos.



Controle lo que pueda. Concéntrese en las cosas que están bajo su control, incluso si es tan simple como planificación semanal de comidas o tender la ropa la noche anterior de un día estresante. Establezca rutinas para darle a sus días y semanas una estructura reconfortante.


Busque el apoyo de aquellos en quienes confía. Muchas personas se aíslan cuando están estresadas o preocupados. Pero el apoyo social es importante, así que comuníquese con familiares y amigos.


Participe en el cuidado propio. No permita que el estrés descarrile sus rutinas saludables. Haga esfuerzos para comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente y para practicar la atención plena y meditación, yoga u otras técnicas de mente-y-cuerpo.


Definitivamente estamos en un maratón, no en una carrera corta, por lo que la visión a largo plazo no se trata de lo que esta sucediendo en el mundo externo. Se trata de cambiar nuestra relación con la incertidumbre. Aumentar nuestra capacidad de recuperación psicológica es una solución permanente para trabajar y vivir con incertidumbre, ya que nos permite tolerar la incertidumbre de manera más efectiva y aceptar más fácilmente resultados que son menos que deseables. La resiliencia es nuestra capacidad de adaptarnos y recuperarnos cuando las cosas no salen según lo planeado.


La resiliencia no es un rasgo que las personas tienen o no tienen, si no que son comportamientos, pensamientos, y acciones que se pueden aprender y desarrollar en cualquier persona. Las prácticas de atención plena pueden ayudarnos a fortalecer esa capacidad de recuperación.


La forma en que vemos la adversidad y el estrés afecta fuertemente la forma en que tenemos éxito, y este es una de las razones más importantes por la que tener una mentalidad resistente es tan importante. La buena noticia es que incluso si usted no es una persona naturalmente resistente, puede aprender a desarrollar una mentalidad y actitud resistente. Para hacerlo, incorpore lo siguiente en su vida diaria: Primero y más fácil, haga ejercicio regularmente y duerma lo suficiente, para que pueda controlar el estrés más fácilmente. Cuanto más fuerte se sienta física y emocionalmente, más fácil será para usted superar los desafíos.


Segundo, cuide su mente. Cuando nos sentimos inseguros acerca de algo, inventamos historias. Añadir ese proceso que la mayoría de nosotros tenemos muchos pensamientos negativos dando vueltas en nuestras mentes todo el tiempo. Todo este diálogo interno negativo envía señales al cerebro para liberar la reacción de luchar o huir. No podemos luchar ni huir del virus o los disturbios que se desarrollan en todo el país. Y permitiendo que nuestros pensamientos funcionen sin restricciones, simplemente estamos aumentando nuestros niveles de estrés.

La atención plena incluye darse cuenta de sus pensamientos y también reconocer que usted no es su pensamiento. La atención plena también incluye aceptar una situación por lo que es sin agregar juicios, suposiciones, historias y escenarios hipotéticos.


Tercero, practique la compasión propia. Sé que hemos hablado de esto muchas veces, pero la gente todavía olvida de hacerlo. La compasión propia comprende tres componentes interconectados:

  1. Primero, que la atención plena del sufrimiento, que es de no juzgar, la conciencia del momento presente de los pensamientos, sentimientos, sensaciones e impulsos que nos causan dolor personal.

  2. Segundo, la humanidad común que ve el sufrimiento como una experiencia universalmente compartida entre seres humanos, y;

  3. Tercero, que la bondad de uno mismo que se nutre con calidez y comprensión.


No sabemos cómo será el mundo la próxima semana, el próximo mes o incluso el próximo año. Pero todavía estaremos aquí y nos adaptaremos a medida que avanzamos. Mucha gente no sabe qué hacer ahora y si ese es el caso para usted, simplemente comience escuchando y siendo compasivo. El resto vendrá hacia usted cuando esté listo. Mientras tanto, recuerde que todos sobreviviremos esto y definitivamente habremos crecido a partir de la experiencia.


#anxietysolution #mindfulness #stressrelief #groundhogday #uncertainty #amindfulmoment

3 views

Tel: 818-478-7336

Los Angeles, CA

info@work2liveproductions.com

© 2019 by Work2Live Productions, LLC

Contact us