Por lo Cual Fitbit y Yo Sólo Somos Amigos Ahora...

No eres tu, soy yo.


Momento inconsciente de hoy:

Los investigadores de estudios en Darmouth crearon un sistema de detección móvil que consiste de pulseras que detectan la aptitud física y una aplicación personalizada, la cual puede medir el rendimiento de los empleados con casi el 80% de certeza. El sistema monitorea las señales físicas y emocionales que los empleados producen durante el día y usa esos datos para crear un perfil sobre el rendimiento de los empleados diseñado a eliminar prejuicios en las evaluaciones. Sus intenciones eran de “empoderar a los empleados para dejarles saber si acaso estaban siendo influidos por niveles de estrés o sueno o otros factores que quizás no son inmediatamente obvio para ellos.”


Image by Andres Urena via Unsplash

Los estudios demuestran que las personas conscientes, que muchas de las veces son mas orientadas a los detalles y a la disciplina, tienen la tendencia de ser mas productivos, pero no es claro cuales hábitos hacen a una persona mas consciente de primero. Entonces el equipo de investigadores tomaron el aparato de vestir a un nivel nuevo. Ellos indicaron que las versiones del sistema en el futuro pudieran ser adaptadas a trabajos individuales y proveerle a los trabajadores información significativa sobre cambios en su bienestar mental durante reuniones o sugerencias para reducir el estrés cada semana.


Mientras mantuvieron todos los datos personales que colectaron privado, muchas corporaciones ya están viendo a esta tecnología como una nueva manera de evaluar, compensar y promover a empleados basado en sus emociones internas en vez de el trabajo actual. Mientras que las compañías ya tienen el derecho de sacar nuestra sangre y analizarla, y no hay absolutamente ninguna ley o regulación que prohíbe a compañías de leer nuestras mentes o emociones, tan ciencia-ficción que se oiga, es una posibilidad real.


No se si usted, pero yo se que yo no quiere que nadie me este leyendo mi mente o evaluando mi rendimiento basado en mis niveles de estrés o que tan bien dormí la noche anterior. Estudios y desarrollos están en curso en gran partes de la industria de salud y ensenan promesa para últimamente detectar problemas de salud físicas y mentales can pueden ser abordadas antes que los síntomas sean problemáticas. Pero entregar nuestro estado interior de ser a nuestros empleadores es un acto sin sentido que va mas allá de violar nuestra privacidad. Es otro caso de que solo porque podemos hacer algo no significa que debamos hacerlo.


Hablando de cosas de vestir, sea un reloj de Apple o un Fitbit o cualquier otra marca de aparatos de seguimiento, muchas personas ahora usan tecnología de portar. Empezó como una buena herramienta para ayudarnos a simplemente monitorear cuantos pasos tomábamos para tomar un papel mas activo en mejorar nuestra consciencia sobre nuestra salud física. Pero con una rapidez mareante, los aparatos de seguimiento de portar están convirtiéndose mas sofisticados y pueden monitorear nuestro pulso, ritmo cardiaco, movimiento ocular rápido durante dormimos, niveles de azúcar de la sangre, y mas. Son herramientas buenas para nosotros usar para mejorar nuestra salud. Excepto quizás nuestra salud mental.


Yo porto mi Fitbit y amo cuando zumba en mi muñeca cada hora para recordarme que me mueva. Mientras encuentro mi trabajo muy gratificante, mucho de el es muy sedentario, que definitivamente es reflejado en el tamaño de mi cintura. La conveniencia de tener un suave recordatorio con una pulsera que zumba es un mayor mejoramiento de en vez tener 10 alarmas en mi teléfono para que me pare y me mueva durante mi día de trabajo. El en principio de nuestra relación interpersonal, éramos inseparables y mantenía mi Fitbit cerca de mi piel las 24 horas del día, monitoreando mi actividad mientras estaba despierta y la calidad de mi sueno, mi pareja en ponerme de mejor forma.


Primero empecé a notar una rara forma de pensar hace unos meses en la relación cuando un día yo note que no había cargado el aparato, entonces no podía usarlo. Unos de los pensamientos que vino a mi mente era mas o menos en line de “ahora no voy a recibir crédito por mis pasos.” ¡¿Qué eso no suena ridículo?! ¿Por qué necesito crédito para caminar? Después mi nieta agarro su brazalete y compartió, “si estas corto en tus pasos, Nana, simplemente puedes mover to brazo.” Después reconocí de que después de días largos de talleres o retiros, cuando trataba de salir de mi carro cuando llegaba a casa, mis pies y mis caderas me estaban matando. En esos días, siempre recibía un mensaje de mi compañero diciéndome que tan sobre-triunfadora era yo. Esos días dolorosos eran de cuando había dado 18,000 pasas al día con “actividad” cada hora. Eso es comparable a los 21,000 pasos que me toma para caminar en Disneylandia y La Aventura de California y eso no es sostenible para mi en una bases regular en la forma que estoy hoy.


¿Están nuestros cerebros tan programados para la competición y para alcanzar metas que ya hemos perdido el sentido con el punto original de estos aparatos? Son herramientas para ayudarnos, pero otra vez, estamos permitiendo que estén en control y la preocupación por una perspectiva psicológica es que no estamos notando que tan mal nos hacen sentir de nosotros mismos. Estudios están siendo conducidos para medir el bienestar mental experimentado por esas personas que portan los aparatos de seguimiento. No hay duda de que el elogio y los mensajes de motivación hacen sentir bien a personas. ¿Pero que tal esas personas que no pueden alcanzar las expectativas de sus compañeros?


¿Solo camino 9,000 pasos hoy? Fallo! La meta era de 10,000. ¿Solo fue activo por 5 horas en su día? La meta era de ser activo 8 horas del día! Que perdedor! ¿Solo seis horas de sueno no-interrumpido? Que vergüenza de reducir la productividad de hoy! Y como en mi experiencia, físicamente se esfuerza al punto de dolor y sufrimiento y bravo para usted, el sobre-triunfador!


Si ha hecho dieta, ya esta familiarizado con el juzgamiento de la bascula. Quizás se queda hambriento por muchos días y después se sube a la bascula solo para que “le digan” que no ha perdido nada o quizás hasta ha subido una libra. Esto no se siente bien y es igual con la tecnología de los aparatos de seguimientos de portar.


Cuando permitimos que seamos humillados por un pedazo de hule o silicón, es tiempo de ver de que tan consientes estamos usando la tecnología. Es bueno tener un recordatorio regular para movernos, pero debemos de reprogramar nuestra reacción a los resultados basados en nuestras experiencias. Si estoy escribiendo todo el día en la computadora, no voy a alcanzar cualquier meta que puse en mi Fitbit para pasos o actividades. No puedo escribir mientras ando en la bicicleta, ni puedo hacer investigaciones por la computadora mientras estoy caminando. En los días cuando se que mi actividad va ser baja, yo simplemente ya no me lo pongo. Interesantemente, esto me hizo sentir incomoda en el principio. Después leí sobre un estudio de 200 mujeres que tenían una relación cercana con sus Fitbits y sobre el 40% de ellas dijeron que se sentían desnudas cuando no portaban las ellas. Hmmm.


En los muchos, muchos días que no alcanzo mi meta de pasos, ya no me decepciono con mi misma. Si tomo 5,000 pasos en vez de diez, simplemente puedo reflexionar en mi día y considerar que era un día muy productivo en relación a mi trabajo. No es por desidia o pereza que me previene de hacer suficiente ejercicio; es simplemente el carácter de mi trabajo que es de escribir, sentarme en juntas o en sesiones con clientes, investigando y facilitando. Ahora en los días de talleres, cuando mi Fitbit me felicita por alcanzar mi meta de pasos a las 10 o 11 de la mañana, yo uso esto como un recordatoria de reducir la velocidad. Esos días largos no son una carrera corta, son maratones, y yo estoy usando mi aparato conscientemente para recordarme de que me regule mi ritmo.


Compañías ya han creado aparatos de portar y aplicaciones de teléfono que pueden detectar si esta sintiéndose deprimido. Y esto es bueno si ayuda a personas que sufren con depresión. Pero si los aparatos mismos son los que nos están deprimiendo, hay una simple solución. Cambie su relación con el aparato con ser mas consciente de sus pensamiento, o…. Quítese el aparato!


Yo si compre una maquina de elíptica para bajo de mi escritorio para poder en que sea mover mis piernas mientras escribo y hago investigaciones por la computadora, pero el Fitbit no monitorea esa actividad porque mis brazos están todavía fijos. Quizás puedo usar la sugerencia de mi nieta y mover mis brazos, pero eh cambiado el estado de mi relación con el aparato de compañero a amigo y ya no estoy interesada en impresionar a mi Fitbit. El punto es de moverme y me estoy moviendo, en que sea solo una parte de mi cuerpo. Eso es un paso a la dirección corrector, y tiene intención el juego de palabras. Estoy saltando de sobre-monitorearme, que puede fácilmente llegar al juzgamiento-propio o la humillación. Yo nunca voy a llegar a 10,000 pasos en una base diaria y eso esta bien. Eso significa tengo mucho trabajo gratificante y eso me hace feliz. Pero puedo apreciar conscientemente mis artículos de portar como herramientas efectivas para recordarme de practicar hábitos saludables. Y dejarlo en eso.


Tener un semana en atención plena,


Teresa


#amindfulmoment #podcast #mindfulness #work2live #corporatewellness #selfcare #selfdevelopment #blog #mindfulpodcast #mindfulblog #fitbit #activitytracker


Escuchar el podcast aquí.

1 view

Tel: 818-478-7336

Los Angeles, CA

info@work2liveproductions.com

© 2019 by Work2Live Productions, LLC

Contact us