La Política en Atención Plena

A medida que la temporada política se nos impone, hay maneras de navegar con atención.


Momento Inconsciente

Tengo una actualización breve sobre el programa para ustedes antes de empezar en el tema de hoy. Debido al lanzamiento de nuestro nuevo programa de certificación de coaching, estamos haciendo algunos ajustes a nuestros otros proyectos aquí en Work2Live, incluyendo con este podcast. Nos estamos moviendo a un horario quincenal, así que no nos escuchara la próxima semana, pero asegúrese de sintonizar cada dos semanas para aprender cómo vivir estando presente en atención plena.


El momento inconsciente de esta semana proviene de un maestro de la escuela secundaria Waterloo West and Iowa. Comentando en Facebook en respuesta a la activista climática Greta Thunberg uniéndose a una huelga climática en Iowa City, comento, “No tengo mi rifle de francotirador.” Un maestro de secundaria que hace este tipo de comentario en las redes sociales sobre una niña de 16 años no tiene sentido, no solo porque podría plantear una amenaza real de seguridad para esa niña, pero relacionado con nuestra epidemia de disparos en la escuela es ente país también. El maestro fue puesto en licencia administrativa y el puesto fue retirado de Facebook, por lo que podemos tener esperanza que no haya estado funcionando el tiempo suficiente como para incitar cualquier otra acción negativa.


Desafortunadamente, las redes sociales parecen ser un caldo de cultivo para el comportamiento inconsciente y creo que es hora de que empecemos a considerar seriamente el daño que está causando a la sociedad. A pesar de lo que leemos en las redes sociales o escuchar en la televisión, existe un hecho. Si los usuarios publican continuamente información errónea, ¿por qué no se pueden suspender sus cuentas al menos temporariamente? Y ¿por qué no se aplican nuestras leyes sobre el internet? Si, afortunadamente tenemos libertad de expresión. Pero la libertad de expresión viene con responsabilidad individual. En el mundo no-virtual, si amenazas a alguien, es un delito punible si haces declaraciones falsas sobre las personas y les causa daño, es llamado calumnia. Si escribe declaraciones falsas que causan daño, se llama difamación. Entonces, ¿Por qué no estamos tomando responsables a las personas por sus acciones? ¿Y por qué no estamos poniendo responsables a todas las corporaciones que benefician de esto también? A medida que la carrera política presidencial se calienta, podría ser un excelente momento para comenzar a responsabilizar a nuestros políticos también.



Acabo de leer que el presidente Trump declaro que Mitt Romney debería ser impugnado. Los senadores en realidad no pueden ser impugnados, y en Utah, ni siquiera pueden ser retirados de su puesto político. Pero este es un buen ejemplo de cómo hemos tomado tecnología que tiene el potencial de servirnos de muchas maneras, y convertirlo en un espacio donde tenemos que cuestionar todo lo que leemos o escuchamos. Agencias de noticias solían investigar historias, verificar hechos y después informar al público. Hasta retiraban declaraciones si cometían un error. En un clima de demanda insaciable por constante información, muchos ahora solo informan sobre tweets como si Twitter fuera una fuente confiable de información. Definitivamente no lo es.


Siempre hemos vivido en un mundo con división política y nunca ha sido fácil hablar de política con aquellos que no están de acuerdo con nosotros. Del mismo modo, con la religión. Se convirtió en una norma social para evitar discutiendo política o religión para mantener relaciones pacíficas y minimizar conflictos. Sin embargo, las redes sociales proporcionan la plataforma perfecta para decir cualquier cosa y esconderse detrás de anonimato de un nombre de usuario y una falsa sensación de protección porque es el ciberespacio. No solo es que no hay deseo de minimizar el conflicto, parece haber un fuerte impulso colectivo de ser tan malo y vengativo como sea posible. Y ahora estamos entrando en esa época especial del ano, que solo lo empeorara. No, no estoy hablando de la temporada navideña. Estoy hablando de la temporada política—un bombardeo de retórica política de un ano que dominara las noticias, las redes sociales, y quizás nuestras mesas de cenas navideñas.


Incluso si tratamos de evitar discutir la carrera presidencial como tema durante la cena, sin embargo, puede que no haya mucha más de que hablar. Es las últimas décadas, casi todo se ha convertido en una politización, por lo que hemos creado una situación en la que no podemos hablar con “la otra parte” sobre casi ninguna cosa. La economía, la educación, la religión, los deportes y los eventos mundiales tienen implicaciones políticas ahora y son foco potencial de discurso. Ni siquiera podemos ir al tema más antiguo del mundo, que es el clima! Ahora, si incluso dices algo como “seguro hace calor,” boom, te encuentras en medio de una discusión sobre el cambio climático!


Abraham Lincoln dijo, “Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse.”

Abraham Lincoln dijo, “Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse.” Parecemos acercarnos ese escenario ahora. No podemos como sociedad progresar de manera significativa si ni siquiera puede discutir los problemas de una manera inteligente y consciente. Y tenemos muchos desafíos que enfrentamos en este momento. Tengo poca fe en que nuestro gobierno podrá abordar nuestras cuestiones más urgentes. Están demasiado divididos y demasiado enfocados en proteger sus propias posiciones. Entonces eso nos deja a nosotros, la gente, comenzar a cambar esa dirección.


Podemos comenzar vadeando suavemente, pero al menos hacia adelante. La estrategia más obvia es evitar tener conversaciones con personas con las que no está de acuerdo. Y si no está listo para arriesgarse con una conversación difícil, está bien. Todavía puede contribuir a mejorar la gran división consumiendo información pública de manera consciente. Cuando lee o escucha algo ofensivo se eso por otro lado, trate de retener el juicio. Ser curioso. Considere cual es la motivación detrás lo que lee o escucha. ¿Está esta persona hablando desde un lugar de ira, miedo, o prejuicio, esperanza, amor o para educar?


Antes de intentar entablar una conversación con el otro lado, debemos redescubrir la zona gris. Muchas personas miran el mundo como si todo fuera blanco y negro, lo cual definitivamente es no. Es como si cada ser humano hubiera decidido que está bien y que está mal, y por supuesto, todos creen que su creencia es correcta. En lugar de una conversación, un intercambio de información, la discusión mas mundana, como “escuchaste…” se vuelve polarizada, interacción verbalmente violenta. Así que centrémonos en la zona gris para abrir un espacio con el potencial de considerar que ninguno de nosotros lo sabe todo y podríamos escuchar algo nuevo en una discusión. Recordemos que en lugar de lo correcto y lo incorrecto, simplemente hay perspectivas diferentes.


El no juzgar en un componente clave de la atención plena, por lo que podemos trabajar para no juzgar hacia la persona con lo que estamos hablando. Podemos estar abiertos a escuchar su versión del tema y esperar de obtener una mayor comprensión de cómo alguien puede creer en una perspectiva que se siente completamente ajena a nosotros. Podemos estar abiertos a cambiar de opinión si la otra persona proporciona información legítima que contradiga nuestras opiniones. Podemos ser respetuosos y escuchar, incluso si queda claro que nunca vamos a estar de acuerdo en nada.



La temporada de vacaciones está por comenzar. Pronto estaremos sentados junto a parientes a quienes quizás no podamos estar de acuerdo con casi nada. Pero en lugar de evitar conversar, hay cosas que puede hacer para comenzar a abrir canales de comunicación nuevamente.



Primero, no entre una conversación con la intención de cambiar la opinión de otra persona. De nuevo, sienta curiosidad, ¿Hay algo que esta persona puede decir que pueda intrigarlo? ¿Le cause que revise de nuevo los “hechos”? ¿Qué considere una perspectiva diferente? Si no, bien, simplemente puede escuchar con respecto y luego siga adelante. Pero puede que se sorprenda.


En segundo lugar, esa cosa de respeto. Incluso si no está de acuerdo con lo que alguien está diciendo, puede respetar el hecho de que ellos lo creen. Ellos creen que tienen razón tanto como usted cree que usted tiene razón. Entonces escuche y quizás contemple cuales han sido sus experiencias que causarían que ellos tomen ese punto de vista. Es lugar de discutir el punto, haga preguntas respetuosas, como, “¿Me puede explicar eso con más detalle, porque no lo entiendo por completo?”


No prejuzguen a las personas. El hecho de que alguien tenga una calcomanía de Trump o Bernie en su automóvil no significa que no tenga nada en común con el o ella. Es posible que no este de acuerdo con un candidato, pero podría haber problemas que ambos acuerden que deben abordarse, solo desde diferente perspectivas. También puede tener hijos en la misma escuela o en el mismo equipo deportivo, puede ir a la misma iglesia, puede compartir los mismos pasatiempos. Mantenga una mente abierta para poder escuchar lo que la otra persona tiene que decir.


Use declaraciones de “Yo” no de “usted.” Yo siento, yo creo, yo comprendo…. Esto elimina el tono acusatorio que de otra manera podría arrastrarse en la conversación. Esto también disminuye el conflicto potencial ya que no podemos discutir sobre los sentimientos de alguien. Ellos son lo que son.

Si o cuando una conversación se vuelve demasiado incomoda o difícil, trate de no huir. No me refiero a que alguien sea abusivo o insultante. Es ese caso, definitivamente aléjese, ya que no están interesados en tener una conversación productiva. Pero si la dificultad surge del tema, como cuando una persona es muy compasiva con lo que esta diciendo y crea demasiada disonancia para nosotros, simplemente podemos decir que respetamos o reconocemos su compasión, pero que tendremos que estar de acuerdo de estar en desacuerdo.


Podemos modelar un comportamiento tranquilo y atento, ya sea en línea o en persona. Y con el tiempo, tal vez podamos volver a tener conversaciones civilizadas que pueden iluminarnos para resolver los problemas reales que enfrentamos hoy.


~ Teresa


#politicalmindfulness #trump #bernie #2020election #polticialseason #mindfulnessmonday #mindful #amindfulmoment #podcastlife #podcastlove #mindfulpodcast #listenandrespect #mindlessmoments


Escuchar el podcast aquí.


2 views

Tel: 818-478-7336

Los Angeles, CA

info@work2liveproductions.com

© 2019 by Work2Live Productions, LLC

Contact us