La Capacidad de Responder

Usted tiene control sobre algo. USTED.


Primero, hagamos una pausa por unos segundos. Respire profundamente por la nariz, manténgalo hasta contar a cuatro y libérelo lentamente por la boca. Listo? En 1, sostenga 2, 3, 4 y exhala despacio.


Espero que esté bien. Si está enfermo, espero que esté en el proceso de sanación. Incluso si esta físicamente bien, estoy segura que emocionalmente, está ansioso o aterrorizado. Si es asi, nuevamente le brindo animo a que use ejercicios de respiración para calmarse y lo que hará que su cerebro libere hormonas para sentirse bien en lugar de hormonas del estrés. También quiero recordarle que estar en un estado de estrés debilita su sistema inmunológico, lo que definitivamente no es lo que cualquiera de nosotros quiere en este momento. Entonces respire.



A menos que viva en regiones de terremotos o huracanes, la mayoría de ustedes nunca han sentido la inquietud de estar en casa, sentido inseguridad alimentaria y estar aislado de amigos y familia. La última vez que recuerdo que esto sucedió podría haber sido durante el 11 de septiembre y muchos de ustedes ni siquiera habían nacido todavía, así que tenga en cuenta que es realmente normal sentirse muy incómodo en este momento. Mi última experiencia con esto fue durante el terremoto de Northridge y estoy muy agradecida de que en este evento, contamos con servicio de electricidad, agua y teléfono! Esas fueron las cosas más aterradoras para mí en ese evento, sentada en la oscuridad sin idea de lo que estaba sucediendo en cualquier lugar porque estábamos realmente cortados de todo, al menos durante las primeras horas. Y esas horas honestamente se sintieron como el final del ¡mundo! Digo gracias todos los días que tengo luz y calentón, que puedo averiguar qué esta sucediendo, y que puedo mantenerme conectada con mis seres queridos y mis clientes. 


Un aspecto clave de la atención plena es comprender que todos estamos conectados. Y este evento esta definitivamente reflejando eso en múltiples niveles. Al virus no le importa en qué país vivimos o cuál es nuestra edad o cuál puede ser nuestro estado financiero. Simplemente está haciendo lo que debe hacer: extenderse. Por más aterrador que parezca estar aislado, es absolutamente la única forma de reducir la velocidad y salvar vidas. Trate de tener en cuenta que las restricciones más recientes en los Estados Unidos son preventivas. Si sigue siendo cierto que la mayoría de las personas que contraen el virus se recuperarán y la mayoría tendrán leves síntomas.


Sé que tenemos radioescuchas en Canadá, México y Brasil. No estoy segura si tenemos oyentes en los países más afectados hasta la fecha, como Italia, pero si está escuchando, le enviamos nuestros sinceros deseos de seguridad y recuperación. Y quiero agradecer a todas las personas en Italia que han enviado mensajes advirtiéndonos que prestemos atención y sigamos el distanciamiento físico que nuestros funcionarios están mandando. Uno de los aspectos más inquietantes para mí de refugiarme en casa es la ruptura externa de nuestra conexión. Primero, pido que todos dejemos de usar el término "distanciamiento social". No necesitamos distanciarnos socialmente del uno al otro. Solo necesitamos distanciarnos físicamente. Nuestros oyentes habituales saben que tengo un problema de llamar a nuestros teléfonos inteligentes. Ellos no son inteligentes, pero podemos usarlos de manera inteligente.


Somos muy bendecidos de tener la tecnología para mantenernos en contacto de forma remota y ahora es el momento de ser inteligente y utilizarlos para nuestro beneficio. Nosotros podemos vernos, hablar entre nosotros, e incluso cantar el uno al otro.

Nuestra conexión con los recursos quedó en evidencia durante las últimas semanas y si ves las noticias, parece que hay una escasez masiva con personas en fila horas antes de que abran las tiendas y luego se vayan con las manos vacías. Creyendo que podemos quedarnos sin comida o el agua definitivamente da miedo, pero no es cierto. Recuerde usar el miedo como un acrónimo, evidencia falsa pareciendo real. Todos los que conozco y con los que he hablado han podido conseguir comida. Quizás no como convenientemente como lo hacemos normalmente, pero podemos conseguirla. La escasez temporal en las tiendas se debe simplemente a las compras de pánico que ocurrieron, no porque no hay comida. Las tiendas no podían mantenerse al día, reabastecerse, etc., pero tienen entregas regulares. Es lo mismo con el papel higiénico. Los fabricantes y las empresas de transporte quedaron sorprendidos, pero vienen más en camino. También están produciendo más desinfectantes para manos que saldrán en un par de semanas.

El papel higiénico ha sido mi gran búsqueda durante la última semana, tratando de encontrarlo para que mis empleados no estén incómodos con lo que esta ocurriendo en el mundo o lo que hubiéramos tenido que inventar para reemplazarlo hasta que las tiendas se repongan. Irónicamente, ayer encontré papel higiénico por la tarde y estaba hablando por teléfono con el vendedor cuando el gobernador de California anunció que todos estábamos obligados a permanecer en casa ahora. ¡Así que ahora no necesito que lleguen todos los rollos el lunes! Pero el punto es el mismo. Hay muchas cosas por ahí, es solo una cuestión de distribución y eso se resolverá durante las próximas semanas. También deberíamos ver una reducción en las compras de pánico, por lo que las tiendas normalizaran y podremos obtener lo que necesitamos más fácilmente. Como ahora hemos visto la prueba de que nuestros comportamientos pueden afectar dramáticamente a otras personas, mientras compra, solo compre la cantidad que necesite durante la semana a la vez. Esto permitirá que todos tengan lo que necesitan. Todos tenemos la responsabilidad de estar al tanto de nuestras acciones y comportamientos. Pero todos tenemos la capacidad de responder disponible para tomar buenas decisiones. La capacidad de responder es simplemente responder en lugar de reaccionar ¿Es capaz de responder? Si no, la atención plena puede ayudarlo a lograrlo. Esto es tan importante en este momento porque nuestras vidas han cambiado dramáticamente más allá del virus. Muchos cosas no volverán a ser como eran antes de este evento. Todos sabemos lo bien que reaccionamos a cambio – que no es bien! Pero podemos aprender a responder al cambio de la mejor manera que nos sirva a nosotros y a los demás. 
Creo que el primer paso, comenzando ahora, es que todos trabajemos en nuestra mentalidad. Cuando se de cuenta de que se está centrando en el pasado o en cómo solían ser las cosas, recuerde concentrarse en el ahora. Cuando empiece a preocuparse por lo que pueda suceder en el futuro, vuelva su atención al presente. Repitiendo el pasado, deseando que las cosas sean como eran y viendo la historia a través de gafas de color rosado son solamente una forma de evitar el presente. Es el pasado. Y está hecho y no podemos regresar. Catastrofizar lo que viene es solo contar historias. Inventamos historias porque no sabemos lo que viene y tendemos a inventar historias de miedo. Si va a concentrarte en el futuro, ¿Por qué no inventar una historia positiva?

La atención plena es estar presente. Centrándose en este momento. Prestando atención a todos los detalles de lo que sucede dentro de si mismo y a su alrededor. Y quizás lo más importante en este momento, es aceptar lo que es. Desear que la pandemia no ocurriera no lo hace sentir mejor. Entonces nuestra nueva mentalidad debe ser: esto es lo que está sucediendo. Con esta mentalidad, somos capaces de responder. Podemos elegir cómo responder. Entonces esto está sucediendo y no me gusta para nada, pero no tengo que reaccionar con miedo o pánico. Primero necesito responder a mis sentimientos. ¿Como estoy? ¿Ansioso, molesto, enojado? ¿Cómo puedo responder a mis sentimientos? Respirando, calmándome a mi mismo, comunicándose con seres queridos, comunicándose con un amigo. 
Después, pregúntese a si mismo ¿cómo puedo responder a los demás? ¿Alguien necesita mi apoyo? ¿Me he conectado con mis amigos, vecinos y seres queridos? Entonces, ¿cómo puedo responder a mi comunidad? Puedo quedarme en casa a menos que sea absolutamente necesario salir. Puedo darme cuenta de que estoy en mi casa, mi zona segura. Si estás varado en otro lugar, ¿estás a salvo? ¿Tiene comida y agua? De nuevo, si sí, esta bien. El miedo a eso es no saber cuándo puede llegar a casa y lamento mucho que esté en esa situación, pero también puedes responder con calma, lo que le servirá mejor hasta que puedas regresar. 
Todavía hay personas en completa negación sobre lo que está ocurriendo. Esta es una reacción, no un respuesta. He visto muchos informes sobre jóvenes que se congregan y todos hemos visto fotos de las playas de Florida. Primero, un comportamiento clave de los jóvenes es sentirse invencible: todos nos sentimos de esa misma manera a esa edad. En lugar de reaccionar con ira ante el peligro que representan para el resto de nosotros, podemos responder con información objetiva para ayudarlos a darse cuenta de que incluso no son invencibles, muchos de nosotros no lo somos. Y, por supuesto, ahora están llegando los números que muestran que los adultos jóvenes no están exentos de contraer el virus, por lo que comenzarán a ver que sus comportamientos deben cambiar. 
También conozco a varias personas mayores que lo siguen negando. A partir de ayer, creían que todo esta situación esta siendo exagerada y están tratando de hacer sus negocios como siempre. Podemos responder a estas personas con preocupación junto con los hechos. Es lamentable, pero no creo que los medios estén educándonos bien; Están informando estos números muy bajos y diciendo cosas como "pero estamos conduciendo exámenes lo suficiente". No creo que mucha gente se dé cuenta de que los números reales van a aumentar. El gobernador de California fue el primero que escuché decir un número más realista ayer, declarando que de los 40 millones de personas en el estado, el 56% probablemente contraerá el virus. Son 22 millones de personas, solo en California. Ahora, si tiene en cuenta que el 12% estarán gravemente enfermos, eso es 2.6 millones de personas. De nuevo, solo en California. Y es por eso que el sistema de nuestra atención médica va a estar abrumado. Cuando vea números que indican que Los Ángeles tiene 240 casos, ese es solo el número de los que han encontrado positivos, pero casi nadie ha sido probado. Yo pienso que esto es lo que hace que las personas piensen que esto no es un gran problema y, por lo tanto, no están respondiendo de una manera que los mantendrá a salvo, así como a aquellos con quienes entran en contacto.


No comparto estos números para asustar a nadie. Los comparto porque todos vamos a tener que cooperar y ser muy considerado con los demás y creo que más personas lo harán si entienden la seriedad de la situación. Nuestros funcionarios no saben qué hará este virus. Ahora están cuestionando sus propias suposiciones sobre cuáles son los síntomas, así que, básicamente, nadie puede predecir exactamente lo que sucederá. No nos gusta la incertidumbre, por supuesto, este es el peor de los casos escenario para nuestros cerebros. Pero podemos responder a lo que sabemos. Quedarnos en casa. Seguir mandatos de distanciamiento físicos. Y en esta etapa, mantenernos muy consciente de la importancia de nuestra atención médica. No vaya a un hospital a menos que su médico se lo indique. Recuerde, la mayoría de las personas que contraerán el virus tendrán síntomas leves. Quédese en casa y cuídese a si mismo y a sus seres queridos. No reaccione con pánico. Responda con sentido común y compasión.


Todos debemos unirnos para todos los niños afectados por este evento. Necesitamos que demuestre calma y asegúrese de que los niños se sientan seguros y protegidos. Necesitamos ser muy creativos en manteniéndolos ocupados y felices durante las próximas semanas o meses. Necesitamos compartir apoyo con padres que no solo están en casa con niños, sino que muchos tratarán de trabajar bajo esas condiciones. Sí, va a ser estresante, pero no tenemos que reaccionar ante eso en ira o frustración. En cambio, podemos responder con atención.



Para todos los afectados con las financias, es extremadamente estresante. Vamos a tener una gran recesión y podemos reaccionar con pánico o podemos responder con ideas y estrategias que nos ayudarán a superarlo. La mayoría de las compañías renuncian a los cargos por demoras, retrasando pagos e interrupciones temporales de las desconexiones de los servicios. Gobernadores de todo el país están implementando leyes para evitar que los propietarios desalojen a los inquilinos y los prestamistas de la ejecución hipotecaria en casas. Parece que este paquete de estímulo federal proporcionará más alivio. De nuevo, no podemos saber lo que sucederá en el futuro, pero podemos centrarnos en lo que podemos hacer hoy. Haga un inventario: ¿usted tiene lo que necesita para el futuro cercano? ¿Está a salvo? ¿Hay algo que puedas hacer? ¿diferentemente? Un componente clave de la atención plena es el no juzgar porque ninguno de nosotros tenemos suficiente información para saber si algo es bueno o malo. Podríamos juzgar como malo si una mecerá de un restaurante pequeño que esta manteniendo a dos niños perdiera su trabajo. Pero si ella ahora consigue uno de los 100,000 trabajos que están disponible en Amazon, con mejores salarios y beneficios completos, ¿fue malo? No estoy de ninguna manera implicando que todos saldrán de esta situación mejor o que la gente no va a sufrir. Pero podemos adoptar una mentalidad que dice que como simplemente no lo sabemos, seremos adaptables. A través de una mentalidad adaptable, podemos permanecer abiertos a observar cuáles son los últimos eventos y adaptarnos a ellos para satisfacer mejor nuestras necesidades. Deje de lado cualquier imagen de cómo deberían ser las cosas. No va a ser así. En lugar de malgastar energía juzgando toda la situación como "mala", podemos aceptar que es lo que es en este momento e incluso buscar conscientemente qué bien puede provenir de eso. 
La gente en Venecia, Italia, informa haber visto peces en los canales por primera vez en sus vidas. Los cielos marrones en China ahora son azules nuevamente por primera vez en años. Las noches son tranquilas sin la continua contaminación acústica de los aviones. Ahora tenemos más tiempo para pasar con nuestro niños. Este "tiempo de espera" forzado nos brinda la oportunidad de reducir la velocidad y reflexionar, volver a priorizar nuestros valores, reconocer cuánto debemos estar agradecidos incluso ante esto situación desafiante y considere cómo podemos contribuir al bien común. Sabemos en los Estados Unidos que todavía no hemos visto lo peor de esto, pero ahora estamos todos conscientes de lo que debemos hacer para estar seguros y proteger a los demás. Vamos a hacer eso. Y sabemos que tenemos la opción de adaptarnos a nuestras circunstancias o resistirnos a ellas. Con la capacidad de responder, nosotros podemos elegir la mejor de esas dos opciones y adaptarnos. Hemos demostrado una y otra vez que somos resistentes. Somos creativos. Las pequeñas empresas de todo el país ya están adaptando sus modelos de negocio a la situación. Los restaurantes se están convirtiendo en tiendas de alimentos. Los centros de prueba de virus se están convirtiendo a través de conducir en auto. Pedidos de tacos en Los Ángeles ahora vienen con papel higiénico. Nuestro vecindario acaba de anunciar una fiesta a pie, pidiendo a las personas que tomen sus cócteles al porche delantero mañana por la noche y saludar a los vecinos mientras caminan o caminen ellos mismos, al menos a seis pies de distancia, por supuesto. Los artistas ya están actuando y cantando redes sociales para ayudar a aligerar nuestros estados de ánimo. ¿Qué puede contribuir usted? Acababa de terminar de escribir esto cuando recibí una llamada de mi proveedor de papel higiénico (cuando pensaría yo que alguna vez estaría diciendo esas palabras?) Me dijo que su inventario esta bajo y que ya no podría recibir todos esos rollos de papel gloriosos ahora. ¿Estoy feliz por esto? Por supuesto no. Pero hay algún punto en resistir lo que es? No. Solo tendré que adaptarme. Tomemos un momento para relajarnos. Simplemente inhala y exhala. Note su aliento. Agradezca su aliento. Observe lo agradable que es simplemente parar por un momento. Para tomar un descanso del caos exterior y sentirse seguro en este momento. Solo respirando y exhalando. Cuando regrese al mundo exterior, esté seguro, esté bien y sea amable.



0 views

Tel: 818-478-7336

Los Angeles, CA

info@work2liveproductions.com

© 2019 by Work2Live Productions, LLC

Contact us