Hábitos, Hábitos, Hábitos

¿Sabías que el 40% de las acciones que tomas cada día son puramente deshabitadas?


¿Qué es un habito? Hablando técnicamente, es una combinación de psicología y neurología, resultando en un patrón de comportamiento. Decisiones se convierten en comportamientos automáticos. En algún punto en su pasado, hiso una decisión deliberada de hacer algo. Después lo repitió a bases regular. Nuestra neurología es diseñada para guardar poder del cerebro, entonces en algún punto, paro de escoger conscientemente de hacer cosas y en vez, se convirtió en un comportamiento automático.


Podremos de pensar que las decisiones que hacemos cada día son basadas en tomar decisiones muy atentamente, pero según un estudio conducido en la Universidad Duke, el 40 % de nuestras acciones no son decisiones, pero hábitos. Podemos decir que los hábitos están al pico de ejemplos de la inconciencia.


Aunque sin conciencia, los hábitos nos ayuda en un multitud de maneras y pueden ser positivos, motivadores y constructivos. Los hábitos también pueden ser negativos, irritantes y destructivos. Manejar en un ejemplo positivo—no necesita que pensar do como hacer que su auto se mueva y el habito en si mismo puede acelerar su reacción cuando algo va mal. Emocionalmente comiendo es un ejemplo bueno de un habito negativo—automáticamente se calma a si mismo con un tipo de comida que no es saludable (usualmente) cuando esta molesto.


Interesantemente, no puede necesariamente deshacerse de un habito. Los hábitos crean patrones neurológicos en el cerebro que los científicos no nada mas pueden ver, pero si usted cambia un habito, el patrón neurológica del habito original todavía puede ser visto. El nuevo habito sobrelleva el viejo, pero el viejo patrón todavía esta ahí—pero menos activo.

Este puede explicar porque si deja de fumar, una parte de usted todavía lo extraña por años (o por siempre). O ya que deja de beber alcohol, nunca puede tener ni un trago—porque puede reactivar el patrón neurológico del cerebro.


Lo mas automático que la acción se convierte, lo menos que usted piensa. La actividad mental se empieza a disminuir las mas veces que repita la misma actividad. Esto sucede con el proceso llamado “fragmentación” y esta la raíz de cómo los hábitos se forman. Dependemos en docenas si no cientos de fragmentos de comportamiento cada día: Poniendo pasta de dientes en su cepillo antes de ponerlo dentro de su boca. Vistiéndose en la mañana. Sacando su coche de la entrada.


Pare y piense en cuantos pasos están involucrados en estos comportamientos. Si debiéramos de conscientemente pensar sobre todos los pasas involucrados para vestirnos, estaríamos tarde en salir de la casa cada día. Usted conscientemente decide que se va poner. Pero después lo hábitos se ponen encargados de lo demás. Que articulo de ropa se va a poner primero, después cada pieza que sigue. Cual zapato va en cual pie, cual botón va entre que hoyo, en cual muñeca se pondrá el reloj. Y todo lo demás! La rutina ocurre por habito. No piensa de todos los pasos conscientemente, los hace automáticamente. Su mente consciente se apaga mientras entra en un modo-automático, salvándose energía valiosa para otros pensamientos, como que va hacer de cenar o como salvar el mundo.


El cerebro tiene un sistema para determinar cuando un fragmento de comportamiento (o habito) empieza o se acaba. Una señal es el primer paso en el proceso del habito. Le dice al cerebro que encienda el proceso de la “fragmentación.” Cuando recoge sus llaves al salir de su casa, el habito de “saque su carro” empieza. Recogiendo las llaves es la señal.


Según Charles Duhigg, el autor de The Power of Habit (El Poder del Habito), existe un ciclo de habito de 3-Pasos. El primer paso es la señal. Este es el tiro que le dice a su cerebro que se meta en un modo automático y que habito de usar. El segundo paso es la rutina, que puede ser física, mental, o emocional. El tercer paso es la recompensa, que le ayuda a su cerebro a determinar si este ciclo en particular vale la pena de recordar para el futuro. Sobre el tiempo, la continuación del ciclo de la señal, el tiro, la recompensa, se vuelve mas y mas automática y un habito nace.


Ahora, mientras no podemos deshacernos de los hábitos, podemos de sobrepasarlos. Cuando un habito se emerge, el cerebro para de participar completamente en hacer decisiones. O para de trabajar tan fuerte o desvía nuestro enfoque a otras tareas. Simplemente entendiendo como funcionan los hábitos nos ayuda a controlarlos con mas facilidad.


Como eh mencionado, los hábitos están codificados en las estructuras de nuestros cerebros, entonces nunca en verdad se desaparecen, que en actualidad es algo bueno. Imagínese si debiera de aprender de cómo manejar cada vez que regresaría de una vacación! O tener que aprender de cómo cocinar una comida, en cada almuerzo! Los hábitos son beneficiosos para nosotros tremendamente!


El problema es que nuestros cerebro no puede ver la diferencia entre un habito bueno y un habito malo, entonces si tiene un habito malo, siempre esta ahí, esperando para las señales y las recompensas. Si ha creado un habito de permanecer sentado en su sofá, comiendo golosinas y viendo la tele, siempre esta ahí, esperando la señal. Debe de ser perseverante de primero para hacer un nuevo habito, como hacer ejercicio en vez de ir al sofá, para sobresalir el habito original.


Vamos a asumir que su habito es de que cuando llega a casa después de un día cansado en el trabajo, se pone ropa cómoda, va y agarra una bolsa de Sabritas, se sienta en el sofá y prende Netflix. La señal puede ser de ponerse la ropa cómoda. La rutina es de comer la papitas fritas mientras ve la televisión en el sofá. La recompensa son las sensaciones de placer en su cerebro sobre las papas, mientras sintiéndose relajado porque la televisión lo esta distrayendo de pensar de otras cosas, como la vida. La señal, la rutina, la recompensa.


Los estudios ensenan que las señales pueden ser casi cualquier cosa. Una pista visual como una barra de chocolate, un comercial en la televisión, un lugar, una hora del día, una emoción, una secuencia de pensamientos, una persona en particular. La rutinas pueden ser extremamente complejas o ridículamente simples. Las rutinas emocionales son medidas en milisegundos. Las recompensas pueden variar de comida a drogas que causan sensaciones físicas, a pagos emocionales, como emociones de orgullo que acompaña la alabanza.


Los hábitos son extremamente poderosos. Considere la comida rápida. Es perfectamente lógico que ocasionalmente, cuando esta muy ocupado o tiene mucha hambre, una resolución rápida es de recoger comida por la ventanilla de un restaurante de comida rápida. Las comidas son baratas, huelen y saben delicioso y una dosis de carne procesada, papitas saladas y sodas azucaradas, no van a matarlo a usted o a su familia, ¿verdad? Los estudios enseñan que las familias no tienen la tendencia de comer comida rápida o lo regular. Lo que pasa es que el patrón de hacerlo una vez al mes, empieza a cambiar a una vez por la semana, y después dos veces por semana, por que las señales y las recompensas empiezan a crear un habito, hasta que usted y su familia están consumiendo una cantidad de hamburguesas y papas fritas que no son saludables.


Los estudios encontraron unas series de señales y recompensas que muchos de los clientes nunca sabían que estaban influyendo sus comportamientos. Parece ser que los vendedores entiende el ciclo de los hábitos también, y los usan. ¿Nunca a notado que cada McDonald’s o Starbucks se ven idénticos? Las compañías a propósito tratan de estandarizar la apariencia de las tiendas, y lo que los empleados les dicen a los clientes, para que todo sea una consistente rutina de pistas para consumir.


Algunas comidas están específicamente diseñadas a dar recompensas inmediatas, como las papas fritas por ejemplo. Están diseñadas de empezar a desintegrarse en el momento que tocan su lengua, en orden de entregar un poco de sal y grasa lo mas pronto posible, causando que el centro de placer en su cerebro se encienda y fijar el patrón. Ya que esta entrado en el ciclo, ya que el habito ha sido creado, debe de conscientemente tratar de anularlo.


La buena noticia es, hasta estos hábitos poderosos son delicados. Los estudios demuestran que cuando un restaurante de comida rápida se cierra, por ejemplo, las familias que antes comían ahí empiezan a comer en casa, en ves de buscar a otro restaurante de comida rápida. Pequeños cambios pueden terminar el patrón, pero como casi nunca don damos cuenta de estos ciclos de habito mientras crecen, estamos ciegos a nuestra habilidad de poder controlarlos. Con aprendiendo a observar las pistas y las recompensas, podemos cambiar las rutinas.


No estay tratando de burlarme de Starbucks o de McDonalds, por cierto. Todas las compañías están haciendo esto ahora, de servicios, piense en Amazon Prime o Netflix, a compañías de seguranzas a productos de limpieza. Todos entienden el ciclo del habito y que tan influyente es. Y ahora, usted también!


Para crear un habito, simplemente identifique una señal, crea una rutina, y identifique o crea una recompensa. ¿Quiere hacer mas ejercicio? Escoja una señal, como ir al gimnasio al despertarse, y una recompensa, como tomarse un licuado después de hacer ejercicio. Después piense en ese licuado, o del flujo de endorfinas que va a sentir. Dese permiso de anticipar la recompensa.



¿Desea crear un mejor habito de comer? El 78% de personas que hacen dieta exitosamente comen desayuno cada mañana, una comida señalada por el hora del día. Pero la mayoría de personas son exitosos con sus dietas también visionan una recompensa especifica por seguir su dieta, como un bikini que quieren usar o un sentido de orgullo cuando se pasan cada mañana. Se enfocan en el deseo para esa recompensa cuando la tentación viene. Los investigadores encontraron que sus antojos para las recompensas sobrepasaron la tentación de parar sus dietas.


Para sobrepasar un habito presente, es el mismo ciclo. Permanezca con la misma señal y una versión de la recompensa, pero cambie la rutina. ¿Qué tal el consumo de bocadillos en el trabajo? ¿Cual es la señal? ¿Es una hora del día como cada tarde después de las 2pm? ¿Es en verdad para satisfacer el hambre o quizás para interrumpir el aburrimiento? ¿Cual es la recompensa? Trate de cambiar la rutina—comiendo un bocadillo—con tomar una caminada rápida, usar el internet por 5 minutos, o llamarle a un amigo para ver si puede complacer el antojo sin comida.


La clave de los hábitos es de entender el ciclo. Siempre hay una señal, el comportamiento que es la rutina, y la recompensa. Considere las redes sociales o otras actividades de aparatos electrónicos. ¿En verdad necesita que chequearlos? ¿Cuál era la señal que lo impulso a agarrar el aparato? ¿Cuál era la recompensa? ¿Interacciones sociales, sintiéndose incluido, el aburrimiento, la distracción contra algo que “debería” de estar haciendo? ¿Cuál es la rutina diferente que pueda insertar después de cada señal que resultaría en una recompensa similar?


Duhigg señala que hábitos fundamentales nos llevan a desarrollar un múltiple de hábitos buenos. Comienzan una cadena de efectos en su vida que producen numerosos resultados positivos. Ejercicio de diariamente es un ejemplo de un habito fundamental. Este habito puede dirigirlo a otros hábitos beneficiales como comer mas saludable, evitar golosinas, y ser mas eficiente en el trabajo porque necesita esa extra hora para hacer ejercicio.


Ese habito especifico de hacer ejercicio puede formar mayores avances en otras áreas de su vida. Empezó con una meta que hizo que otros hábitos se desarrollaran. Durmiendo 8 horas cada noche es otro ejemplo de un habito fundamental. Desenlaza una reacción que lo lleva a ser mas productivo, reduce el consumo de golosinas, y mejora la comunicación. Los hábitos fundamentales son beneficiosos porque cuando empiezan a cambiar, deshacen y rehacen otros patrones.


Si esta tratando de crear hábitos saludables, en ves de atacar 5 nuevos hábitos, crea un habito fundamental y lo demás se ponen en línea mas fácilmente. Los hábitos fundamentales crean ganancias pequeñas y así es como crean cambios grandes. Los estudios enseñan que pequeñas ganancias tiene enorme poder, una influencia desproporcionada a los logros de las victorias de ellos mismos. Pequeñas ganancias dan energía transformativas que anivelan las pequeñas ventajas en patrones de convencer a personas de que logros mas grandes pueden ser logrados!


Otro proceso de tres pasos para crear o sobresalir un habito, según B.J. Fogg, Ph.D (doctorado). del laboratorio de persuasión de la Universidad de Standford, es de simplificar y reducir el comportamiento, encuentre un pequeño lugar en su rutina existente donde el comportamiento pequeño puede caber, y después enfóquese en ese comportamiento come parte de su vida diaria. Por ejemplo, si quiere desarrollar el habito de hilar sus dientes, empiece con hilarse solamente un diente. Agregue ese habito de hilar un diente a un habite que ya existe, como levantarse se de cama o después de lavarse los dientes. Hágalo cada día hasta que se haga un habito. La idea es de empezar de crear el habito a un nivel pequeño, rápido, y fácil. Se extenderá con el tiempo.


No siempre es rápido o fácil de crear o cambiar un habito. Pero ahora ya sabemos que es posible porque entendemos como los hábitos son creados en el cerebro y tenemos el conocimiento de cómo sobrepasar cualquier habito negativo que tenemos. Tome unos minutos esta semana para pensar sobre hábitos que quisiera cambiar o hábitos que quiere crear. Después identifique la señal, la rutina, y la recompensa, remplace la rutina con algo rápido y facial para empezar, y vea como sus hábitos se transforman. No se le olvide de tratar de insertar unos pocos hábitos fundamentales también, para aumentar su éxito en crear hábitos saludables y positivos.


~ Teresa


Escuchar el podcast aquí.


#habits #changinghabits #diet #exercise #starbucks #netflix #positivehabits #healthy #amindfulmoment #podcast


0 views

Tel: 818-478-7336

Los Angeles, CA

info@work2liveproductions.com

© 2019 by Work2Live Productions, LLC

Contact us